¿Cómo hacer una torta fría de fresas?

¿Cómo hacer una torta fría de fresas?

Claramente a cualquiera le encanta una torta fría, realmente no conozco a alguien que diga que no le gusta este tipo de postre tan rico, es por esta razón que hoy por medio de este articulo queremos compartir con todos ustedes esta fácil y divertida receta de torta fría de fresas, de ante mano espero que les sea de gran ayuda este artículo.

La torta fría de fresas que mostramos por medio de este post se trata de un postre verdaderamente perfecto para servir en las meriendas o cuando tenemos algunos invitados en casa, para sorprender a esa persona especial, e inclusive es ideal hasta para celebrar un cumpleaños, ya que su presentación es netamente exquisita, así que no lo pienses más y sigue estos pasos, para que logres obtener un delicioso pastel frío de fresa que sin duda alguna te encantará.

Antes de comenzar cabe señalar que el postre presentado a continuación es para 8 personas y solo tendremos que invertir en él una hora y media de nuestro tiempo.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

1 taza al tope de harina de trigo leudante.

1 taza de azúcar, es decir, 200 gramos.

6 huevos.

1 pizca de esencia de vainilla o esencia de vainilla al gusto.

½ cucharada de margarina (para engrasar el molde).

Es importante mencionar que nosotros hacemos el bizcocho solo con estos ingredientes, pero hay personas que le agregan otros, así que pueden descubrir más productos e implementarlo si lo desean en su propio bizcocho.

Para el almíbar:

1½ tazas de agua, es decir, 360 mililitros de agua.

1 taza de azúcar, es decir, 200 gramos de azúcar.

Ron o en su defecto Brandy al gusto.

Para la crema pastelera:

2 cucharadas al tope de harina de trigo todo uso.

½ litro de leche.

1 taza de azúcar, es decir, 200 gramos de azúcar.

4 yemas de huevos.

½ cucharada de vainilla.

Para el merengue:

4 claras de huevos.

1 taza de azúcar, es decir, 200 gramos de azúcar.

Para el relleno:

½ kilo de frezas picadas.

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es el bizcocho, para ello comienza precalentando el horno a unos 200°C, seguido de ello separa bien las claras de las yemas de huevo y colócalas en recipientes diferentes, luego bate las claras bien como si fueses hacer suspiro, una vez que estén a punto de nieve empieza a añadirle poco a poco el azúcar, pero sin dejar de batirlas en ningún momento.

Luego agrega las yemas, pero una a una, cuando termines de añadir todas las yemas agrega también la vainilla, preferiblemente al gusto, cuando ya dichos ingredientes estén bien integrados procede a incorporar la harina poco a poco, mezcla muy bien con una espátula haciendo directamente movimientos tanto envolventes como suaves, finalmente engrasa el molde y enharínalo, vierte la masa, mete el molde al horno y hornéalo por unos 25 minutos aproximadamente o directamente hasta que esté este bien cocido, para ello puedes pinchar tu bizcocho con un palillo de altura, si este sale totalmente limpio es porque ya está listo, cuando ya tu bizcocho este entonces señaló enfriar y desmóldelo.

Para que aproveches al máximo el tiempo mientras que tu bizcocho se hornea entonces dedícate a hacer el almíbar, para ello pon tanto el agua como el azúcar en una olla y procedes a calentarlo a fuego medio, justo hasta que hierva, en ese momento el azúcar se comenzara a disolver, una vez que esta esté bien disuelta retira la olla del fuego, en dicho momento entonces debes agregar el licor y remueve muy bien, está por los momentos la vas a reservar.

Luego debes centrarte en preparar la crema pastelera, para ello puedes o directamente o licuar o batir la harina con la leche, el azúcar, las cuatro yemas de huevo y la vainilla al gusto, una vez que este realmente bien mezclado debes pasar esta mezcla a una olla y cocínala a fuego lento, pero sin dejar de mover en ningún momento, para evitar grumos, una vez que hierva y espese procedes a retirar la olla del fuego y reserva.

Finalmente debes hacer el merengue, así que en este caso debes comenzar con batir las cuatro claras de huevo a punto de nieve, posteriormente ve agregando poco a poco el azúcar, justo hasta conseguir la consistencia deseada, una vez que ya tienes todo esto hecho es hora de proceder con la parte final.

Por ende, lo primero que tienes que hacer es cortar el bizcocho justo por la mitad, de manera que te queden como tales dos bizcochos delgados, cuando lo hagas toma una de las partes y humedécela totalmente con el almíbar, sobre el almíbar unta directamente la mitad de la crema pastelera, luego ve agregando las fresas bien picaditas, finalmente coloca la otra capa del bizcocho encima, claramente de manera que el relleno quede plenamente en el centro.

Con el almíbar restante humedece entonces la parte superior del pastel, encima de este unta toda la crema pastelera que te quedaba y coloca algunas fresas ya picadas, después procede a cubrir todo el pastel con el merengue, luego coloca algunas fresas encima, al terminar mete tu pastel a la nevera, para que este se enfríe totalmente y así pueda terminar de cuajar.

Deja que el pastel este por lo menos unas 4 o 6 horas en la nevera y pasadas esta hora podrás servir tu torta fría de fresas, con la cual podrás enamorar a más de una persona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *