Suprime la hipertensión con zumo de naranja especial

La hipertensión se considera como una patología crónica, la cual, consiste en aumento en presión arterial. Siendo una de las características de la enfermedad que no presenta síntomas claros, los mismos no se manifiestan por bastante tiempo.

Actualmente, variedad de enfermedades cardiovasculares serían la primera causa en mortalidad por España. Aunque, en la hipertensión se considera patología tratable en caso que no siga recomendaciones ideales, pudiendo desencadenar graves problemas, ejemplo, infarto miocardio, trombosis cerebral o una hemorragia, se pudiera controlar si comes adecuadamente.

Tomar zumos de naranja. LA MEJOR SOLUCIÓN

El zumo de naranja se ha considerado la mejor opción para tratar este problema, se puede hacer con ciertas combinaciones, pero claro, se necesita que se expriman correctamente, por ello, te recomendamos acudir en www.comprarexprimidor.com donde hay infinidad de opciones para que exprimas el jugo de naranja correctamente, sin gastar tiempo y así sacar todo el jugo posible.

Es bueno destacar que el jugo de naranja debe ir puro, sin ponerle azucares o agua adicionalmente.

Dieta para tratar la hipertensión


DESAYUNO

– Zumo de frutas
– Pan integral sin sal y queso desnatado sin sal con membrillo.
– Infusión o café descafeinado. Esto incluido claramente con el buen jugo de naranja puro.

MENU 1

Almuerzo:
Gazpacho o ensalada con tomates y pepinos
Tortilla de verduras
Yogur desnatado
Cena: Pescado con verduras al vapor
Queso fresco sin sal con frutos secos: almendras, piñones y miel

MENU 2

Almuerzo: Puré de puerros y calabacín
Legumbre con pimientos y pescado
Yogur desnatado

Cena:
Hervido de verduras con patatas
Pavo o pollo a la plancha
Frutos secos

MENU 3

Almuerzo: Ensalada con frutas y pasta
Pescado azul
Queso fresco sin sal

Cena:
Puré de verduras
Huevo con patatas
Fruta seca dulce: ciruelas pasas, dátiles…

MENU 4

Almuerzo: Arroz con setas
Carne de conejo guisado con cebolla
Cítricos

Cena:
Ensalada de tomate con maíz y queso fresco sin sal
Gambas a la plancha
Fruta asada o en compota

MENU 5

Almuerzo:
Puré de legumbres
Pescado con berenjenas y cebolla
Yogur desnatado

Cena: Sopa de pan con hierbas aromáticas y huevo
Queso fresco sin sal y dátiles

MENU 6

Almuerzo: Licuado de zumos naturales
Guisado de carne magra con patatas
Cítricos o frutas tropicales

Cena:
Ensalada de arroz y pollo o pescado
Yogur con frutos secos y miel

MENU 7

Almuerzo:
Ensalada variada
Sepia con ajos o puerros y guisantes
Plátano
Cena: Sopa de pasta y verduras
Pescado a la plancha
Yogur desnatado

Se debe suprimir la sal para cocinar y sustituirla por limón. Es muy aconsejable también cocinar con hierbas aromáticas y experimentar las que más agradables resultan en cada plato: perejil, orégano, tomillo, salvia, hinojo, estragón, etc, además de los dos condimentos básicos: la pimienta y el ajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *